El cambio es un proceso de pasos corporales

Tres aspectos clave del Focusing[1]

Según Ann Weiser Cornell, Ph.D., para que ocurra un proceso de Focusing se deben dar tres condiciones:

1. Que se haga presente un felt-sense (según lo define Gendlin);

2. Comprender qué es el cambio subjetivo (cambio del felt-sense) y qué lo posibilita;

3. Una actitud de escucha empática hacia el felt-sense.

Tres características del felt-sense según Gendlin:

1. El felt-sense es un tipo especial de sensación corporal que tiene sentido propio (significado y dirección). El felt-sense es una dimensión de la experiencia que, aunque de esencia difusa y sutil, se siente concreta y físicamente.

2. El felt-sense puede incluir emociones y pensamientos pero es más intricado que éstos, ya que distingue entre distintos matices de una misma emoción según la situación a la que se refiere.

3. Cada felt-sense es por tanto único, distinto y particular ya que engloba la totalidad experiencial de una situación o un asunto.

Cinco premisas básicas del cambio subjetivo según la filosofía del Focusing:

1. El cuerpo manifiesta una «sabiduría» o «conciencia» propia que almacena la totalidad de nuestra experiencia vital.

2. Cambiar y fluir es el curso natural de todas las cosas y situaciones.

3. Cuando algo «no fluye» (no cambia en esencia) el detenimiento se manifiesta en un felt-sense que se siente corporalmente.

4. El felt-sense «sabe» el sentido en el que debería devenir, ya que engloba la totalidad experiencial de la situación que se encuentra «detenida».

5. Cuando se atiende empáticamente al felt-sense éste puede desdoblarse y descubrir su sentido implícito, convirtiéndose así en su siguiente paso (cambiando esencialmente).

Tres fundamentos de la escucha empática en el Focusing según Cornell:

1. Al asumir una «sabiduría del cuerpo» o «conciencia corporizada» se entiende que al felt-sense (“lenguaje” de esta conciencia) no hay que «hacerle» nada externo para que cambie; no se le sugiere, ayuda ni fuerza a cambiar, ya que sólo el felt-sense mismo «sabe» la dirección y forma que ha de tomar su cambio.

2. La escucha empática provee las mejores condiciones (el ambiente propicio) para el desdoblamiento del felt-sense en su siguiente mutación. Si el felt-sense es el cuerpo, la actitud empática es el ambiente.

3. El ambiente propicio para que algo que ya sabe su próximo paso pueda en efecto desdoblarse en él, es una actitud de curiosidad y presencia incondicional. Atender a un felt sense es como cuidar de una árbol frutal; la planta ya sabe cómo devenir en flor y luego en fruto, conoce sus tiempos y sus ritmos, el horticultor simplemente le genera las mejores condiciones para que ese proceso no se detenga.

El proceso de Focusing se desenvuelve como una serie de etapas de cambio natural

El proceso de Focusing se basa en la idea de que «aquello» que cambia (el felt-sense) ya tiene una dirección implícita, producto de la confluencia de todos los implícitos que lo componen.

Esta globalidad total es imposible de abarcar por la conciencia racional, secuencial y lógica, ya que por definición es su antónimo: un holismo. Por tanto, la conciencia despierta debe evitar tratar de descifrar lógicamente al felt-sense o intentar arreglarlo, cambiarlo o modificarlo según sus categorías. La actitud adecuada ante un felt-sense según Cornell es «dejarlo ser», «hacerle compañía», «prestarle tu presencia» para que este devele sus implícitos.

Dado que el felt-sense engloba la totalidad de implícitos de una situación y además tiene una dirección implícita, para Cornell el proceso de Focusing trae no sólo claridad y alivio con cada etapa, sino que también conlleva el potencial de nuevo comportamiento, ya que al haber un cambio en el felt-sense todo lo implícitamente relacionado a ese felt-sense también cambia.

Por este motivo, Cornell asegura que este cambio total no requiere esfuerzo ni voluntand para hacerse y sostenerse, simplemente es así, el nuevo felt-sense de la situación es el nuevo «sentido» global de la misma, es lo que la situación en su totalidad significa ahora en mi vida.

Breve esquema de los pasos de una etapa de Focusing (o sea una etapa de cambio) según los describe Cornell

  1. Se tiene un felt-sense, o sea, se registra en el cuerpo una sensación «intensa» (agradable o desagradable) pero «indefinida y difusa» con respecto a un tema, situación, asunto o persona. 
  2. Se atiende y «localiza» la sensación en algún lugar, punto o área del cuerpo. Por lo general estas sensaciones se sienten con más claridad en el centro del tronco, en el algún punto entre la garganta y el estómago.
  3. Se «saluda» amigablemente al felt-sense localizado y se lo describe o nombra de forma fresca y nueva tal cual se siente hoy (aunque sea una sensación vieja y conocida).
  4. Nos «sentamos» junto al felt-sense con presencia incondicional (escucha-empática) para esperar a que él mismo se vaya develando.
  5. Se reconoce y refleja lo ya «conocido» del felt-sense (por ejemplo: siento un enojo) y se espera por el «más» que hay detrás o debajo de lo conocido y que implica la forma única y especial de este felt-sense particular .
  6. Se percibe la cualidad nueva, desconocida y particular de lo antes «conocido» que lo vuelve único (por ejemplo: es un enojo triste y rabioso con algo de líquido), y se refleja para constatar de haberlo captado satisfactoriamente.
  7. Si el cuerpo «acepta» esta nueva caracterización o descripción del felt-sense, se le pregunta «¿Qué le da a esta situación (persona, asunto o tema) esta cualidad particular?».
  8. Se espera con presencia incondicional a que el felt-sense se abra y responda.
  9. Cuando el felt-sense se abre, se desdobla, y devela sus implícitos, con su apertura se revelan las memorias y otras situaciones asociadas que estaban contenidas en este felt-sense.
  10. Se recibe todo la develado (hasta que no haya más) con la misma escucha-empática y actitud incondicional.
  11. Se percibe el cambio del felt-sense, evidenciado en el alivio corporal de su forma anterior. Esto puedo ser un gran cambio, con un total cambio de significado para la situación, o un pequeño cambio, un cambio de matiz o enfoque de la situación; pero sea grande o chico el cambio, siempre se manifiesta como una mutación en «cómo se siente» el asunto en el cuerpo.

[1] Artículo basado en “Three Key Aspects of Focusing” de Ann Weiser Cornell, Ph.D., del libro Focusing – Learn from the Masters de Lucinda Gray, Ph.D.

Image credit: Photo by Faye Cornish on Unsplash [Edited]